Tercero: de la invención de cocktails

y de cómo el Jägermeister se convirtió en una bebida “exótica” y altamente embriagante de Finlandia

Hace apenas unos días me invadió la inquietud de crear un cocktail (coctel en español) y aunque ya hay uno que usa estopa y gasolina, supe que podría hacer algo casi igual de memorable. ¿A quién engaño? no hay ningún coctel que haya influído tanto en el curso de la humanidad como el coctel molotov (dato cultural: molotov quiere decir martillo en ruso).

El caso es que me encontré con unos amigos, uno de ellos regresó hace unos días de una prolongada estancia en finlandia, y alguien mencionó [sīc]: “No manches, se trajo una botella de finlandia que por acá no hay y sabe chido, yo creo con cuatro shots de esa te pones bien mal“. Sorpresa. Jägermeister. Es una marca Alemana y creo que hasta en Soriana lo venden.

Pero curiosamente era justo lo que necesitaba para el trago que estoy tratando de crear. Las condiciones: que incluya Jägermeister, Whiskey y que tenga un gusto más bien seco. Ya intenté con un sabor dulce y no es recomendable, así que seco es la opción. Intentaré con agua mineral  y algo para darle el toque especial.

El nombre del trago: Scheiße Önkelnz!!! (con todo y los signos de exclamación)

Por el momento los dejo con un bello poema:

Das ist des Jägers Ehrenschild,
Daß er beschützt und hegt sein Wild,
Weidmännisch jagt, wie sich’s gehört,
Den Schöpfer im Geschöpfe ehrt.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s