Y jugaron como nunca…

Mantengo la palabra totémica que hice en el podcast. (Escúchenlo!!!) La selección es una pinche mediocridad. Y no es pedo de los jugadores, o por lo menos, de esta generación. Desde que tengo uso de memoria (no diré de razón porque esa todavía no me la mandan), la selección nacional (el TRI ) ha sido un incesante culto a la mediocridad. Y a cada que aparece una nueva cepa (como la de OTROS seres patógenos) aparece, renacen las esperanzas de que ora sí nos va a ir requetebien. Desde que el pentapichichi usaba tacos y metía goles, hasta ayer, la historia ha sido el eterno retorno. Juegos patéticos y comentaristas gritando con suficiente fuerza como para quitarle el trabajo a una sirena de policía. Eso sí, las estadísticas (todas halagueñas) hablan de cómo hay jugadores en Europa, y que la tabla porcentual de goleo del pachuca está por los cielos. Pero en cuanto los jugadores usan la playera verde (o tricolor, dependiendo del marketing) los castillos que habían sido fortaleza de todos,  demuestran que estaban en el aire.

Penales, una expulsión, una descolgada o el inmortalizado “tirititito”. Las razones cambian tanto como el río. Siempre diferente, siempre el mismo.

La cosa es que hay cientos y cientos que “ahora sí” vamos a llegar a semifinales o cosa por el estilo. Métanse y ayúdenle a meterse en la cabeza esta idea: Mientras el país siga en crisis y el mexicano siga corrupto, mediocre e ineducado, la selección va a seguir igual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s