Rant de política

¿Ya podemos acabar con la época del sospechosismo? De verdad. Eso de la cultura de los malosos que sólo están desprestigiando al país con sus comentarios negativos y de se vale hablar bien de México, ¿ya lo podemos olvidar? ¿Ya podemos decir que es una queja válida y que  mejor hablamos de las cosas antes de que nos arrolle el tren sin saber por dónde nos pegó?

Digo esto, porque recientemente en el periódico  sacó una nota que en transparencia gubernamental y otros rubros, el país ha tenido un franco retroceso y nos encontramos peor que hace 10 años  según Percepción de la Corrupción 2010 (CPI) de Transparencia Internacional (TI). Ya no son mejicanitos malosos que quieren desacreditar a nuestro sacrosanto y bienamado presidente. Son medidas objetivas (hasta donde es posible objetivizar la  corrupción), de parte de organismos internacionales no gubernamentales.  Pero este tipo de medidas no resultarían peligrosas si en el país hubiera un sentido de bienestar, o por lo menos si no estuviéramos en guerra (a quienes se sorprendan, recuerden que el presinaco decidió declarar la guerra al narco y sacar al ejército de los cuarteles) con el narcotráfico.

Cuando se combate con el narcotráfico, uno de los puntos más importantes es tener un estado fuerte y con credibilidad. Esto en palabras más o menos bonitas, es que el pueblo confíe en ti (gobierno) y que por lo menos cueste trabajo corromperse en sus niveles más altos. Pero como podemos ocservar, eso de corromperse se tiende a dar en el gobierno, o por lo menos a no dar “cuentas claras”.  Esto me preocupa aún más porque ya los narcocrímenes ya evolucionaron: lo “inn” es hacer ajustes de cuentas en masa. El último que supe fue un acribillar a 15 lavacoches en un sitio. Y no puedo decir que sea un evento aislado, ya es un  problema que sigue una regularidad. Este tipo de ejecuciones masivas se están volviendo regulares (más de una al mes, según mis cuentas), pero aparentemente este es el rumbo correcto.

Sin lugar a dudas, decir que  el enfoque de nuestro gobierno con la seguridad interna es el correcto, cuesta trabajo defender. Y en efecto, el presidente ha sido preclaro en decir  (y cito) “es un camino largo, es cierto; es un camino largo, quizás, sin muchos resultados en el corto plazo o por lo menos no espectaculares”. Es decir, la postura del presidente es  parafraseable a “pues vemos que lo que hacemos, por muy caro que nos cueste nos va a dar malos resultados”. Y yo me pregunto ¿realmente esta es la vía correcta? No creo, y más balas en la calle no son la solución, por mucho que nos quieran vender que el gobierno nos protege. Creo que más que dinero en sacar militares, deberían haber fondos a la educación,  para atacar de mejor manera los problemas, aunque a largo plazo. Sin embargo, el gobierno difiere de mi pensamiento, porque planea reducir el presupuesto a la educación

En cinco mil millones de pesos
($5,000,000,000~)
link

Y siguiendo con ese tema, también se ha propuesto un recorte al presupuesto de cultura de

Dos mil quinientos trenta y ocho millones
($2,538,000,000~)
-link

Por supuesto, cuando estamos con problemas de violencia social, drogadicción y desempleo, resulta estúpido invertir en la educación del pueblo. Por supuesto, el congreso y la alta burocracia necesitan aumentos y comprar camionetas del año. Puro gasto inteligente y necesario.

Sarcasmo aparte, creo que las apuestas que están haciendo el gobierno no solo son incorrectas. Resultan peligrosas a la nación y aunque no vemos qué es lo que están haciendo  de manera inmediata, los efectos se sienten a la larga y hacen que el tejido social se degrade lentamente, con reacciones cada vez más violentas. Yo solo ruego que acabe el gobierno de Pipo ya que no decida dar otro golpe de timón que acabe siendo un cañonazo al mástil principal.

Bien dicen, ¡Vamos, México!

…pero al velorio…

Anuncios

One comment

  1. Carlos · noviembre 1, 2010

    Mira, la cosa esta así desde mi perspectiva:

    Si fuéramos tan capitalistas como dicen los gobernantes, tendría mucha lógica invertir en la educación y cultura; seriamos un país mucho mas rico económicamente hablando. Claro está, sería en el largo plazo. Pero al gobierno no le interesa en lo mas mínimo educar al pueblo, y hay una razón bastante sencilla para esto: como robarían entonces, como manipularían como lo hacen hoy en día y desde hace mas de setenta años? Claro está, resulta más sencillo aún tener enemigos internos para legitimar tu poder. Creo que si distribuimos copias de “el prinicipe” de Maquiavelo a la gente le recordaría una cosa o dos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s