…de un rant Bíblico…

El punto de partida de casi toda religión con Jehovah como figura central (para evitar el eterno “Judeo-Cristiana”), es aceptar a Dios y rechazar al diablo en todas y cualquier manera. Si el Diablo te ofrece cualquier cosa a cambio de (____), di que no. Cualquier pacto o alianza con el diablo terminará mal. Y tiene razón; hacer pactos con el Diablo es aliarse con la fuente del mal. Hacer pactos con el Diablo es aceptar el corazón de la maldad.  Y si este pacto es para hacer daño a una persona que no se lo merece, entonces esta alianza es doblemente terrible.

Supongo que cuesta trabajo negar que hacer tratos con el inicuo, es algo reprochable.

Sin embargo, Dios mismo aparece en la Biblia haciendo un pacto con el Diablo. En este pacto dios le permite al Diablo destruir el ganado de una persona, asesinar a sus hijos, y enfermarlo terriblemente,  nada más para probar su obediencia a Dios. Cabe destacar que en la misma Biblia menciona que este daño fue sin merecerlo y aunque este personaje era perfecto con Dios le hicieron daño. Hacer pactos con el diablo, y ver cómo sufre alguien sólo porque te preguntan si es sincero, no es muy respetable, si me preguntan.

Pero dejemos esas pequeñeces. Digamos que quiero matar una persona. Creo que la gente me tomaría como criminal. Ahora digamos que quiero matar a 100 personas. La gente diría con justa razón que estoy haciendo mal sólo en pensarlo. Digamos que quiero aniquilar a toda la población de un país, o vayamos un poco más grande, a toda la población de un continente. Si estos planes fueran en serio, en este momento cualquier insulto sería poca cosa por la barbaridad que pienso hacer. Pero no quiero alargar esto más. ¿Qué  opinión les genera un ser que reduzca la población mundial (de humanos) a 10 individuos o menos?

Sí, imaginen que alguien tiene planes serios de reducir la humanidad a 10 personas y ahogar el resto del mundo, sea cual sea su  motivo, es alguien perverso. Y esto es, el capítulo con la historia de Noé.  Alguien, considerando indigna a la humanidad, decidió ahogar a la humanidad asesinar a todos en el mundo. Me disculpan, pero la limpieza racial que hizo Hitler, fue una cosa infantil a comparación del sagrado “llovió 40 días y 40 noches”. Y seguramente  la gente religiosa piense “bueno, es que la tierra estaba llena de maldad y había que limpiar del pecado al mundo”. Yo les pregunto:

¿Y los miles de niños que murieron ahogados?
¿Y los recién nacidos  y tantas creaturas que todavía no habían dado su primer paso siquiera?
¿Y los viejos que eran buenos y respetuosos de dios que no pudieron llegar al arca porque sus achaques no se los permitió?
¿Todos ellos merecían?

Lo mismo podemos decir de Sodoma y Gomorra, cuyos habitantes vivían en iniquidad.  Allí habían niños, bebés y madres embarazadas. Todos murieron en llamas y azufre.

La mujer de Lot, dio la vuelta, viendo su pueblo morir y por esto, quedó hecha una estatua de sal. Piensen esto, estás caminando y escuchas a tu familia, a tus amigos y a todas las gentes que conoces y que formaron parte de tu vida. ¿Mereces la muerte por dar una última mirada a tu mundo que se quema? Francamente ver es una respuesta humana. Sólo imagina que escuchas a tu hermana/o morir quemada/o y que alguien te dice: Si volteas, te mato. Sin duda, es un Dios misericordioso…

Eso si, Diosito actúa de forma misteriosa e incuestionable.

Anuncios

2 comments

  1. Carlos · enero 28, 2011

    Pues no sé qué te sorprende. El dios del antiguo testamento es un hijo de la chingada…

  2. happix · enero 28, 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s