Videogame Review: Portal et Portal 2

Cuando alguien me dice la mágica palabra FPS (efepé-ese, o ferst person chúter), viene a mi mente la clásica imagen de la pantalla con la pistolita al centro y  una mecánica más añeja que el queso azul: camina, dispara, abre una puerta, dispara… Fin. Pensar, por supuesto que está fuera de la fórmula. Desde Wolfstein 3D hasta Halo Reach el género sigue la misma  receta. Algunos juegos intentan ser creativos intentando añadir elementos de exploración (Metroid) o elementos de RPG (Fallout), pero al momento de la verdad, el FPS se muestra  y se mantiene la fórmula del pleistoceno. Algunos intentos tienen mejores armas, otros con un modo cooperativo, pero en base, son el mismo juego. No pienses mucho, dispara y no te dejes tocar por las balas y por lo general, el ambiente es árido y sin mucho desarrollo de personajes.

¿Ahora bien, Portal es un  FPS? Sí, pero no trata de disparar. De hecho el núcleo del juego es “un ratón saliendo del laberinto”.

¿Eso quiere decir que los niveles son gigantes corredores con muchas salidas? No. En su mayoría portal (1 y 2) es una serie de cuartos de pequeño a mediano tamaño donde tienes que utilizar tu arma de portal para presionar un switch y abrir la puerta para entrar al siguiente cuarto.

¿Arma de portal? El arma de portal es el motivo por el cual este juego existe y es muy sencillo de explicar.  Es un arma que tiene 2 disparos, propiamente. Con un gatillo disparas a una superficie plana (muro, columna plana) y abres un “agujero” (lado A). Con el segundo gatillo disparas un segundo agujero ( lado B) en otra superficie plana.  Ambos huecos “se conectan” y hay paso por ellos como por un portal mágico. Resultado: uno puede dar un paso a la pared (hueco A)  y caer del techo (hueco B), o bien con un hueco en el techo y otro en el suelo (uno bajo el otro) caer de forma infinita, o bien tirarse desde una plataforma muy alta al hueco A y utilizar esa aceleración para sortear una  zanja enorme con  el hueco B colocado en un punto alto de la pared. Ingenioso.

Portal no sólo es una reinvención del género. Bien podría decir que es un género por  sí mismo. Y lo mejor, la mecánica de juego funciona de una manera exquisita. Los  enigmas de cómo avanzar del cuarto son ingeniosos y presentan un reto sin ser frustrantes. Es de esas respuestas que te hacen sentir mejor contigo mismo y te obligan a pensar un poco en base a observación y formulación de hipótesis.

No sólo eso. El par de juegos son asombrosamente divertidos. Divertidos en el sentido de entretenido en el sistema de juego y mucho más divertido porque este es un juego lleno de humor. Más de una vez tuve que pausar las acciones para soltar una buena carcajada.

Ahora Portal 1 es un juego  bastante corto. Dura menos de 5 horas, y usa pocos  elementos. El arma de portal, cubos usados como peso para activar switches, esferas que uno tiene que “rebotar” y eventualmente torretas que hay que evitar.  Durante el juego uno escucha la voz de GLaDos, un robot con voz femenina que  actúa en un inicio de manera un tanto traviesa, para terminar de forma  francamente homicida. Es una experiencia excelente y un juego muy recomendado. No diré que es el mejor juego en la historia, pero puedo decir que es un juego al que no soy capaz de hallarle un pero o un problema. Todo funciona y  de principio a fin, y es una experiencia sólida.

Portal 2 se lleva a cabo en un muy lejano futuro post-apocalíptico  (sólo lo sabemos por lo abandonado y) con la misma protagonista y en el mismo laboratorio (o laberinto). Dado al paso del tiempo, las instalaciones en las que te encuentras están abandonadas y prácticamente en estado de destrucción. Pronto la historia toma giros interesantes en la trama y algunos de los personajes que aparecieron en el juego anterior  hacen una reaparición. Los acertijos de los cuartos son más complejos y tienen más elementos. Hay cosas nuevas como “puentes” de luz, mayor uso de lasers, gomas de aceleración y  otras que lo mejor que puedo decir es que son superficies de “flubber”. Tiene algunos elementos que son más graciosos  (que alguien le diga a tu protagonista que el resultado de la prueba es que es una persona horrible y eso no lo buscaban en la prueba y es un documento muy oficial saca más que una sonrisita), pero se vuelven un tanto  predecibles porque siempre aparecen los mismos lugares, sin embargo mantienen una experiencia fresca.

Comentario final… Portal es una chingonería. Y Portal 2 es la misma chingonería, pero expandida y aumentada. Satisfactorio al 100%. Juéguenlo. ¡Es genialidad pura!

https://scheisseonkelnz.wordpress.com/2009/12/31/del-aborto/

Anuncios

2 comments

  1. NecatoR · agosto 30, 2011

    Puente de Einstein-Rosen.

  2. Tenkeist · agosto 30, 2011

    Excepto que no necesitas una gravedad infinita ni atrae todo para nunca soltarlo 😛
    Ah y puedes salir por el “punto de entrada”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s