De cómo perdí mi fe en el futuro…

Cuesta trabajo creer y hacerse a la idea que uno es puede educar muchachos y que es capaz de -a lo largo de un ciclo de clases- hacer que superen sus deficiencias. Creo que es ridícula la pretensión (porque todo profesor somos pretensioso) del profesorado al intentar educarlos y corregir sus faltas en una mísera hora a la semana (laboral). Pero de todos modos uno intenta hacerlo y educarlos en cómo sumar, cómo restar, cómo leer y cómo escribir. Esa pretensión se mantiene firme hasta que uno observa la triste realidad y ve cómo es que sus deficiencias no sólo se repiten, si no que se vuelven más terribles.

A continuación muestro una galería con los horrores ortográficos (el cliché es viejo, pero en este caso está más que justificado) que encontré. Este post está pensado para leerse con el tema musical que aparece abajo:

Con ustedes, querido lector, la galería de mis más recordados errores. Por motivos obvios no se dará ninguna pista acerca de la/s persona/s que pudieron o no haber realizado estos errores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 comments

  1. Efren Sanchez Gutierrez · septiembre 27, 2011

    Tache para ti por no corregir la N en el “envoracharon”!!!!!! XD

  2. Tenkeist · septiembre 27, 2011

    Eso se hizo después de la foto… No quería tachar todo eso pa la cámara..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s