De la llegada del azul y blanco al poder…

El siguiente post no es una apología al Partido Revolucionario Institucional. El autor  no comulga con las ideas o formas de gobierno del revolucionario institucional.

Yo recuerdo cuando aún teníamos el gobierno monolítico del PRI. Recuerdo la vieja época de la planadora del partidazo. Sí, el gobierno del partido (o era el partido en gobierno) era tranza y tenía políticas no menos que cuestionables. El Fobaproa (ahora Ipab), venta de Teléfonos de México, el robo sistemático a las arcas de la nación, la guerra sucia (y los cientos de desaparecidos que hubieron en esas décadas), la masacre campesinos y grupos de izquierda, la venta de paraestatales,  las devaluaciones,  los errores de diciembre, la corrupción y en fin, cuanta cosa hizo el PRI durante el tiempo que duró su poder monolítico, dejó una huella indeleble en los mexicanos. No es de gratis el resentimiento que el país le tiene al llamado partidazo.

Tristemente, por más corrupto, ladrón, represor, autoritario y cuanto insulto (justamente ganado) quieran agregar al viejo presidencialismo priista; si de algo se pueden jactar, es que  el país estaba en orden. (Des) Hizo cuanto quiso en el país el viejo partido de la aplanadora, pero puedo decir con toda seguridad que el país estaba en santa y relativa paz, pero paz al fin y al cabo. En mis 27 cortos años de vida, no recuerdo una época en la que  aparecieran en los periódicos cifras de varios cientos de muertos a la semana por causas violentas. No tengo recuerdos del país en el que vivo donde hubiera una violencia tan salvaje y tan generalizada. Sí, por allí del 94’ hubo guerrilla en el sur del país. Sí, a veces hubieron movimientos de fuertes descontentos y violencia, pero no recuerdo una época en la cual tuviéramos en toda la república zonas rojas y balaceras constantes. El país estaba en paz. En la paz del sepulcro y en la paz  más pinche, pero paz al fin y al cabo. No digo de ninguna manera que el viejo priismo es lo mejor. Estoy consciente de sus errores, y maldigo en cada momento cada una de las transas que tengo que pagar por varias décadas de corrupción y violencia estatal.

Lo único que digo es…

El PRI fue  tóxico para el país, pero por lo menos fue tóxico manteniendo la paz, y una semblanza de orden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s