Movie Review: Real Steel (Gigantes de Acero)

Entré a la sala de  cine sin tomar en serio esta película. Mi comentario el chiste que repetía era: esto es Wolverine Balboa Transformer. Wolverine por el actor, balboa por la aparente historia del peleador de box que tiene mucho corazón y Transformer porque en pantalla aparecen robots partiéndose los circuitos. Y tenía razón. Toma elementos de Rocky (están todas las escenas básicas de cualquier peli del boxeador que), Hugh Jackman hace varias muecas wolverinescas, y la manera en la que los robots se parten los cables hasta sacar aceite se debe mucho a la estética de Transformers. Sí, el chiste que tanto repetía estaba en lo cierto. Pero me falló en algo. La película no es un chiste o un churro. Está muy buena.

La película en sí se centra en  la dura relación de Charlie (Hugh Jackman) y el pequeño Max (Dakota Goyo). El robot que aparece en pantalla a decir verdad funciona como un automóvil. Es sólo una máquina y no presenta personalidad, sin embargo, el diseño de las escenas y el pequeño extra que da el robot y los pequeños momentos de acción donde brillan sus acciones le dan al robot una personalidad propia. La relación entre Max y su robot (Atom) se desarrolla a lo largo de la película  y para ser sinceros, es bastante emotivo el cómo se llevan Max y Atom.

Curiosamente, esta película es, pese a que se centra en una historia de ciencia ficción con robots golpeándose, más seria de lo que aparenta. Los personajes sufren y tienen problemas reales de naturaleza económica, moral  y personal. La trama funciona lo suficientemente bien como para no dar a cada 5 minutos explicaciones de los eventos y  en ningún momento parece que los guionistas llegaron a un callejón sin salida. Todo tiene un avance y desenlace bastante natural. El tono de la película es bastante jovial y funciona tanto para un público adulto como para niños de secundaria, sin hacer sentir a uno u otro espectador insultado, aburrido o alejado por el tipo de trama. Es natural que esta película tenga algunos huecos de trama, como porqué no hay robots de producción masiva, qué cosas permiten el deporte que presentan o cuáles son los límites de peso de estos luchadores; sin embargo estos huecos narrativos son aceptables cuando se presenta una premisa tan singular.

Recomendable y bastante interesante. No es ninguna joya cinematográfica y no será un clásico de ninguna manera, pero es disfrutable en extremo y la puedes ver con amigos, la novia y la familia.  Vayan a verla si aún sigue en la sala o usen medios alternativos. Bien vale la pena los 50 pesos de entrada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s