No estamos muertos: Reseña sin alerones – Mommy

Primero una aclaración: No estamos muertos. De hecho (sin contar la cirrosis hepática) estamos más sanos que nunca. Dejando eso de lado (y un mes más tarde de haberla visto) la reseña sin spoilers de Mommy, de Xavier Dolan.

Para los que no saben si se le pone leche o jugo de limón, aquí está el remolque:

Mommy es la más reciente creación de Xavier Dolan, el (no vamos a decir pródigo ni mucho menos enfant terrible) joven director francocanadiense multi-laureado en Cannes (se pronuncia kan, naco). Como sus anteriores entregas, es cine de confrontación. Viniendo de otro director, podría calificarlo de pretencioso, pero se nota la mano inocente y honestidad del filme.

La premisa es la siguiente, una madre soltera de clase media-baja se ve forzada a reintegrar en su vida a su hijo después de ser expulsado del internado por un acto criminal. Esto la hace confrontarse con una nueva (y ficticia) directiva canadiense, dónde el gobierno puede hacerse cargo de niños problema si los padres así lo deciden.

Los personajes están bastante bien elaborados, la madre es preocupada, pero se nota su falta de recursos maternos. Ella fue seguramente una esposa trofeo como muchos de ustedes conocen. Es ingeniosa, pero no brillante. Ama a su hijo, pero le teme. El hijo por su parte tiene un apego casi edípico a su madre, pero sufre arranques de violencia, un sociópata limítrofe. Como su madre, el joven no carece de inventiva, pero su juicio no es siempre el mejor. Los personajes que soportan a estas dos figuras, si bien no son esbozos, dejan abiertas preguntas. Esto es positivo, llegas a conocer bien a la tercer figura crucial, pero te preguntas por su pasado, a lo que Dolan simplemente te responde: ese no es el punto.

Ahora los dos puntos que ganaron el aprecio de mi persona (además de ser cine bien hecho, claro está):
El formato. La cinta juega con el formato en la pantalla y el formato refleja el sentir de los personajes y las acciones en pantalla. Un uso sumamente inteligente de la tensión y la resolución.
La banda sonora. Piezas musicales que escuchaste hasta el cansancio en tu juventud (si eres de mi edad) y que te llegaron a aburrir, empleadas de manera revitalizan, además de un par de canciones que tal vez no conocías. Si después de verla me dices que no estás escuchando/cantando a Céline Dion por semanas, eres un androide del futuro o un mentiroso descarado.

No es una cinta universal, el formato y el desarrollo pueden no apelar a todos los gustos, pero lleva mi sello de recomendación.

Y el hecho de que la Academia no la nominó al Oscar habla más de la falta de juicio de la institución que de la calidad del filme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s