EEEEEEEE PUTO!!!

Puto, ta

 

Quizá del lat. vulg. *puttus, var. del lat. putus ‘niño’.
1. adj. malson. U. como calificación denigratoria. Me quedé en la puta calle.
2. adj. malson. U. c. antífrasis, para ponderar. Ha vuelto a ganar. ¡Qué puta suerte tiene!
3. adj. malson. U. para enfatizar la ausencia o la escasez de algo. No tengo un puto duro.
4. m. y f. malson. prostituto.
5. m. malson. sodomita (‖ que practica la sodomía).

 

No, no quiere decir homosexual.
No, ni todos los sodomitas son homosexuales, ni todos los homosexuales son sodomitas.
Sí, se ha usado históricamente como derogativo en contra de los homosexuales en varios contextos.

 

Defender lo indefendible. No.
Explicarlo, posible.
Es un grito trans-semántico.
Así como “villano” era un insulto a la clase desfavorecida, o “punk” era una de las varias ofensas para las trabajadoras sexuales y “hooligan” era un término racista en contra de un grupo de irlandeses, “puto” tuvo su génesis en el denigrar a un sector particular y se aplica ahora (desde hace años) al público en general. Es un grito que trascendió los confines de su uso clásico y se ha diluido. Es parte de la flexibilidad lingüística.
¿Quién es “puto”? Aparte de aquél que ejerce la lectura.
“Puto” es un prostituto. Pero en caso del grito, no es el que vende su cuerpo. Es el que se vende a sí mismo, el que vende sus ideales, el que vende su voluntad, el que vende a sus amigos,  a su familia, sus raíces.
El grito de “puto” se emplea para denotar como “traidor” al arquero, pues va a “vender” a su equipo con un mal desempeño.
El grito de “puto” no se utiliza con el objetivo de enardecer a la comunidad homosexual.
El grito de “puto” sí tiene sus raíces en el desprecio por los homosexuales.
¿Es divertido? No para el portero.
¿Es vulgar? Doblemente sí, en ambas definiciones de “vulgar”.
¿Se puede uno ofender por ello? Sí.

¿Mi opinión?
No creo que las multas vayan a abolirlo.
Considero que en la actualidad hay más apertura para dialogar sobre cosas que tocan la sensibilidad de distintas personas.

 

¿Y a la FIFA?
EEEEEEEEEEEEEEEE  OFENSA QUE NO TRANSGREDE LA ORIENTACIÓN SEXUAL, GÉNERO, RAZA O CREDO!!!

No estamos muertos: Reseña sin alerones – Mommy

Primero una aclaración: No estamos muertos. De hecho (sin contar la cirrosis hepática) estamos más sanos que nunca. Dejando eso de lado (y un mes más tarde de haberla visto) la reseña sin spoilers de Mommy, de Xavier Dolan.

Para los que no saben si se le pone leche o jugo de limón, aquí está el remolque:

Mommy es la más reciente creación de Xavier Dolan, el (no vamos a decir pródigo ni mucho menos enfant terrible) joven director francocanadiense multi-laureado en Cannes (se pronuncia kan, naco). Como sus anteriores entregas, es cine de confrontación. Viniendo de otro director, podría calificarlo de pretencioso, pero se nota la mano inocente y honestidad del filme.

La premisa es la siguiente, una madre soltera de clase media-baja se ve forzada a reintegrar en su vida a su hijo después de ser expulsado del internado por un acto criminal. Esto la hace confrontarse con una nueva (y ficticia) directiva canadiense, dónde el gobierno puede hacerse cargo de niños problema si los padres así lo deciden.

Los personajes están bastante bien elaborados, la madre es preocupada, pero se nota su falta de recursos maternos. Ella fue seguramente una esposa trofeo como muchos de ustedes conocen. Es ingeniosa, pero no brillante. Ama a su hijo, pero le teme. El hijo por su parte tiene un apego casi edípico a su madre, pero sufre arranques de violencia, un sociópata limítrofe. Como su madre, el joven no carece de inventiva, pero su juicio no es siempre el mejor. Los personajes que soportan a estas dos figuras, si bien no son esbozos, dejan abiertas preguntas. Esto es positivo, llegas a conocer bien a la tercer figura crucial, pero te preguntas por su pasado, a lo que Dolan simplemente te responde: ese no es el punto.

Ahora los dos puntos que ganaron el aprecio de mi persona (además de ser cine bien hecho, claro está):
El formato. La cinta juega con el formato en la pantalla y el formato refleja el sentir de los personajes y las acciones en pantalla. Un uso sumamente inteligente de la tensión y la resolución.
La banda sonora. Piezas musicales que escuchaste hasta el cansancio en tu juventud (si eres de mi edad) y que te llegaron a aburrir, empleadas de manera revitalizan, además de un par de canciones que tal vez no conocías. Si después de verla me dices que no estás escuchando/cantando a Céline Dion por semanas, eres un androide del futuro o un mentiroso descarado.

No es una cinta universal, el formato y el desarrollo pueden no apelar a todos los gustos, pero lleva mi sello de recomendación.

Y el hecho de que la Academia no la nominó al Oscar habla más de la falta de juicio de la institución que de la calidad del filme.

Pop Review: Lady Gaga – Do What U Want

Para todo el mundo que me conoce no es sorpresa: Sé poco de música actual “de moda”. Es sincero y no es esnobismo, simplemente sigo poco la música fuera de mi zona de confort que es el rock y música de décadas pasadas. Y en el rock conozco artistas o canciones primero por lo que leo más que por lo que escucho. Tuve suerte de ser seguidor de años de Daft Punk (la única música “electrónica” que sigo activamente) porque así pude subirme al tren que es RAM (que es más 80’s que electrónico).

Pero la presencia del pop es ineludible, aunque aquí los autobuses no tienen radios (extraño “La Z 97.1”), en cualquier esquina puedes escuchar el hit actual. El caso en punto es Do What U Want de Lady Gaga. Gaga es de las pocas presencias en el pop que encuentro admirables, su teatralidad y excentricidad merecen un meh’ de mi parte, pero ella sabe HACER pop a niveles comparables con Michael Jackson o (perdónenme por hereje) Freddie Mercury. No todas sus canciones me parecen  memorables o siquiera buenas, pero tiene talento.

Escuchando el último hit por azares del destino, quedé enganchado. Una buena canción Pop es aquella que puedes quieres escuchar ad nauseam hasta expulsarla de tu sistema. Lo que me atrapó es su sonido de sintetizador 80’ero. RAM me encantó porque sonaba en partes a Miami Vice y en partes a Chic. Do What U Want tiene más de ese sabor a Moroder, pero es una canción que además me habla como bajista. Escúchenla con detenimiento, llegando al coro, dos o tres veces el sintetizador de bajo es doblado con un sonido como plink (una técnica de bajo que se llama adecuadamente pop) de un bajo real. Es sólo una nota. Pero ahí está la magia de la canción.

¿Saben qué productor utiliza slap & pop con bajo para acentuar sintetizadores? El sueco Max Martin. Googléalo. Si eres de mi edad, él escribió/produjo TODA la radio que sonaba cuando eras un pubescente. Como ejemplo, dos canciones bastante conocidas producidas pr él que utilizan ese sonido: Oops!… I Did It Again y California Girls. El sencillo de gaga fue producido por ella y “DJ White Shadow” Blair, no por Martin, pero se palpa el homenaje.

Si hay una canción pop que debes estar escuchando en este instante es esa. Una mezcla de sintetizador de los 80’s pop de los 90’s y R&B.

Play

5 Trucos (psicológicos) sencillos para bajar de tallas

1. Controla lo que comes. Llevar una bitácora de tu consumo calórico hace una gran diferencia cuando quieres llevar un régimen alimenticio.
2. Dedica tiempo. Saborea cada bocado y como te repitieron tus padres “mastica” no sólo para que no te ahogues, sino para darle tiempo a tu cerebro para identificar que hay comida en tu organismo.
3. Platos y cubiertos pequeños. Servirte más porciones y necesitar más cucharadas hará que tu cuerpo se sienta satisfecho más pronto.
4. Contraste. Trata de que los recipientes sean de colores que contrasten con la comida, ayuda a esa impresión de estar ingiriendo cantidades adecuadas.
5. Pon atención. Sí, es aburrido comer en silencio, pero si estás viendo televisión o realizando otras actividades es muy posible que no tomes en cuenta la cantidad con la que ya te rellenaste el pico.

Claro que eso no es todo, el secreto es bastante sencillo: ingiere menos calorías que las que utilizas. Si ya tienes un régimen y no ves cambios, haz más ejercicio.

Recuerda, talla y peso son cosas distintas, si llevas 3 meses ejercitándote y subes de peso en vez de bajar (y sigues viéndote igual) no te alarmes, el músculo es más pesado que la grasa, si eres constante verás cambios a la larga.

Consulta a un especialista que te ayude a decidir qué régimen es mejor para ti sin dejar de cubrir tus necesidades nutricionales (Menos calorías sin sacrificar vitaminas o proteínas). Un chequeo profesional podría revelar si existen condiciones fisiológicas que jueguen en tu contra.

Si has sido continuo, has llevado supervisión especializada y nada de ésto te funciona, Dios te odia y te puedes dar un tiro. Aunque no pierdas tan rápido las esperanzas, cerca de ti siempre habrá alguien con buen manejo del Photoshop.

 

Si la pregunta es si yo sigo alguno de los consejos aquí escritos: Meh, soy poco constante y pierdo con facilidad la motivación cuando tengo otros objetivos inmediatos. Pero en general cuando llevo las cosas acabo, funcionan bastante bien. De hecho es común que recupere el peso perdido, pero es raro que lo exceda, lo que de alguna manera ya es ventaja.

¡Felices trazos!

Primera entrada en mi inicio al mundo DSLR

DSLR, para aquellos que no saben… googleen, la neta verdad, que hueva tedioso es explicar un acrónimo y luego traducirlo, cosas que les llevarán 5 segundos hacer por si mismos.

Ahora que lo han hecho y están de vuelta (si no hicieron caída libre en wikipedia), en días anteriores me hice de una cámara réflex digital. Es un punto intermedio entre la verdadera alta resolución (Film de 35mm) y las cámaras digitales (que todo celular hoy en día tiene). Sacar fotos es un entretenimiento bastande agradable, pero al lado de la música, es uno de los hobbys mundanos más caros que alguien se puede encontrar y debo decir que soy una mala combinación: Me envicio con facilidad y no tengo un duro partido por la mitad.

Dejando eso de lado, hay varias cosas que aprendí en estos pocos días con una cámara. Lo primero es Film > Fx (cámaras digitales con sensor del tamaño de una película) > Dx (cámaras digitales con sensor más pequeño que la película). Si te crees que eres profesional por usar una cámara réflex digital, te recuerdo que los profesionales pueden sacar fotos con una caja y una vela, la cámara no es sino una extensión de lo que haces. La ventaja del digital es que puedes tomar 1000 y encontrarte dos fotos buenas (sólo te limita tu tarjeta de memoria) y hacer eso en Film sería muy tardado y caro.

Otra cosa que aprendí es que fotos que se ven mal en la cámara, se pueden ver mejor en la computadora y viceversa y que aunque el modo manual pueda martirizar a muchos, es más recomendable que el automático. Tómate tu tiempo para leer el instructivo de tu cámara, para leer sobre fotografía y sobre todo toma muchas fotos, poco a poco te das cuenta de por qué no salen bien (lo que no quiere decir que sepas cómo solucionarlo, pero al menos sabrás dónde está el error).

Hasta ahora mis mayores enemigos son el encuadre y el manejo de la luz (es decir las cosas MÁS BÁSICAS), pero cuando las condiciones se prestan, puedo hacer imágenes decentes. Desafortunadamente no siempre se van a prestar las condiciones, por eso espero aprender pronto a sobreponerme.

Espero poder postear con regularidad mis avances (o retrocesos). Por ahora, unos ejemplos:

Todas con Nikon D5100.

Crónica de un fanatismo anunciado o de cómo me reconvertí a Soundgarden

Tu, querido lector ¿Conoces a Soundgarden? Si tu respuesta es “no”, te invito a abrir tu streaming favorito y dedícales 10 minutos. Dependiendo de qué canciones escuchaste vas a tener una idea muy diferente de qué es Soundgarden que alguien que escuchó otras 2 o 3 diferentes.

Ésta introducción es meramente experiencia personal, puedes saltarlo

Para mi fue una experiencia que aún recuerdo con cierta claridad. No recuerdo exactamente cuando a finales de los 90’s sucedió. Yo estaba en Nuevo Vallarta de vacaciones con un grupo de amigos y sus padres (pero no los míos), por lo que avanzada la noche me podía quedar más tiempo fuera a convivir con los demás huéspedes y los padres (o hermanos mayores) de mis amigos. Mi dominio del inglés en aquellos días, debo presumir, era mejor que el que poseo actualmente y notoriamente mejor que el de la gran mayoría de mis compatriotas.

Una noche conversaba con un huésped canadiense en sus 20’s y su novia/prometida y tocamos el tema de la música (lo ususal). A lo que me preguntó que qué escuchaba yo. En ese entonces escuchaba principalmente música clásica y rock del que mi padre escuchaba. De lo poco “nuevo” mencioné a Nirvana (para entonces Kurt Cobain ya se había convertido en pasto para antílope). Él identificó el género grunge y me dijo “si te gusta, hay una banda que tienes que conocer que es mil veces mejor”. Y procedió a hablarme de Soundgarden, que en ese entonces ya también había dejado de existir. Me recomendó su penúltimo álbum: Superunknown. Como casi todos los jóvenes son imbéciles a esa edad (al menos yo lo era) lo escuché con poca disposición (No creía que fuera a ser mejor que Nirvana) y sólo identifiqué la canción que ya conocía antes por su video (Blackhole sun) y procedí a olvidarme de ellos casi por completo.

Años más tarde, Soundgarden hacía aparición en los soundtracks de videojuegos musicales que tanto me agradan y siempre se me hacía un placer interpretar sus piezas. Yo crecí y mis gustos musicales se fueron modificando. El Grunge se convirtió en mi principal influencia como intérprete y el Rock Alternativo en general es mi principal marco de referencia.

Leer a partir de aquí (también es subjetivo, pero más apegado al tema en cuestión)

El año pasado Soundgarden lanzó un nuevo disco y lo primero que me dije fue (después de decir “¿¡se reunieron!?”) que tenía que escucharlo (por dentro pensaba que no iba a ser tan bueno, por tratarse de una reunión). Es uno de los mejores discos de Rock de los últimos años y me obligó a redescubrir la corta pero productiva carrera discográfica de Soundgarden.

¿Por qué te puede gustar Soundgarden?

  • Tiene los sonidos típicos del género Grunge, lo cual resulta atractivo si éso es lo que te mueve.
  • Tiene una gran influencia de artistas anteriores a ellos como Led Zeppelin o Black Sabbath o incluso The Beatles pero con un sonido actualizado (para los 90’s) que pueden serte placenteros.
  • Las canciones son bellamente complejas, recordando un poco a los compases y la psicodelia de Pink Floyd (aunque con un género y sonido bastante distintos). No es poco común que una canción cambie de 4/4 a 5/4 o que incluso sea enteramente en 9/8.
  • Cada disco es distinto del anterior y hay una gran cantidad de campo cubierto por los sonidos que produce la banda. Además es de ésos grupos dónde un álbum es distinto de principio a fin.
  • Su calidad de ejecución es excepcional, Shepherd, Thayil y Cameron son un equipo fenomenal para dar soporte a la inconfundible voz de Cornell. (Yamamoto también lo es, pero la última constelación es mi preferida).
  • Tiene un buen sentido del humor. “Big Dumb Sex” es tan pegajosa como ridícula.
  • Es un grupo sin miedo a cambiar y su último álbum suena a ellos y se mantiene sin embargo fresco y actual.

¿Por qué puede que no te guste Soundgarden?

Lo fácil sería decirte: “por ígnaro”, pero yo mismo soy crítico del potencial:

  • El Grunge no es un género para todos, puede ser difícil sentarte a escuchar con alguien un disco de ellos (No son tan orientados al pop como Pearl Jam o Nirvana).
  • Puede que las canciones sean demasiado complejas para tu gusto.
  • Te puede parecer inconsistente tanto entre álbumes como dentro de un mismo disco.
  • La voz de Cornell es peculiar y puede resultarte excluyente.

En fin, es bastante subjetivo. En lo particular los recomiendo bastante, dentro del escalafón de bandas favoritas dentro del género (incluído el post-grunge) están en primer lugar, seguidos por Stone Temple Pilots y me agrada muchísimo más que el proyecto intermedio de Cornell llamado Audioslave.

Les dejo su último video:

Bajos Instintos

Como muchos de ustedes saben, el blog que tenemos aquí es prácticamente el blog de tenkeist con apariciones estelares de su servidor y algún esporádico comentario en la antigüedad por parte de Cormahir y el respetuoso luto que le guardamos a teporacho. Es además muy ecléctico, con opiniones de cine, de política, de videojuegos (que yo muy convenientemente categoricé y que tenkeist se niega a implementar). Todos tenemos tiempo e ideas para escribir, pero en el momento de la verdad sólo decimos meh’ y no lo hacemos (porque somos unos holgazanes).

En fin, para superar ese bloqueo, decidí escribir hoy sobre una de mis pasiones, en forma de lista de compras. ¿Por qué publico una lista de Instrumentos musicales que deseo adquirir si eso aporta poco al público lector de éste blog? se preguntarán. Pues, fuck you! that’s why

Fender Modern Player Jaguar Bass

Lo primero que notarán en esta lista es que hay muchos Fender, lo segundo que notarán es la falta de variedad. Ahora al grano ¿Por qué éste bajo? Bueno, tiene la misma forma que un bajo que ya poseo y que había deseado desde hace años, pero tiene una configuración de pastillas P/J y un puente robusto que lo hacen muy atractivo, además de que es completamente pasivo, pero sobre todo por los inlays de bloque y el precio (es el fender más barato que me atrae). Ya lo probé y suena bastante bien.
¿Por qué no? Bueno, ese precio es porque proviene de china y aún tengo mis dudas sobre la república más popular del oriente. Además, bueno, es muy parecido a uno que ya tengo y que es mejor.

Fender Pawn Shop Reverse Jaguar

¿Por qué éste bajo? ¿Ya lo vieron? ¡Está al revés! Eso es bien radical y cool (Así hablan los chavos ¿verdad?). Ejem… bueno, es básicamente el mismo instrumento pero de cabeza. Soy fan de las formas invertidas (sobre todo en el cabezal) y del sonido de las pastillas tipo Music Man. Además es pasivo a diferencia de los productos de Ernie Ball. Tiene una escala intermedia y por ello es bastante cómodo de tocar.
¿Por qué no? Antes debo decir que el neckdive me importa un pepino y utilizo los trastos de arriba cada que viene el Papa así que esas “desventajas” no las tomé tan en cuenta. Es simplemente que por 700 euronas la escala intermedia no me termina de convencer y el puente masivo (que muchos verían como ventaja) no es algo que me atraiga mucho.

Fender Pawn Shop Bass VI

¿Por qué sí? Bueno, éste es un modelo rediseñado de un bajo que he estado esperando desde tiempo. ¿Vieron Spinal Tap? Seguro que sí, de ahí nació en parte la idea del nombre y logotipo original de éste blog. Bueno, por si no la han visto (shame on you!):

La guitarra a la que se refiere es en realidad un Fender Bass VI en seafoam green. Además ese modelo (en otro color) es el que tocaban comunmente John y George en las grabaciones cuando Paul estaba ocupado con el piano o la guitarra. Es un bajo de escala corta con 6 cuerdas que se afinan una octava debajo de las de una guitarra, convirtiéndose en una especie de híbrido. Además el cabezal del color del cuerpo es uno de mis más grandes fetiches. Oh, y suena genial.
¿Por qué no? Es de conocimiento público que cualquier bajo de más de 4 cuerdas se me hace demasiado, pero esa regla está excenta con esta quimera (es mitad guitarra, ahí se vale). Pero son tres cosas principalmente: Me gusta más el original  que el Pawn Shop (las diferencias no son bastantes, pero significativas), aunque el original tiene un precio prohibitivo. La segunda es que no sé si de verdad le podría dar un buen uso en la banda por su rango de frecuencias y éso sólo se averigua intentándolo en la banda. La tercera, a 750 eurólares es sólo cuestión de ahorrar, porque sí me tiene desde el hello.

Fender Roger Waters Precision Bass

¿Por qué sí? Porque es una belleza. Porque todo bajista que se respete ha deseado alguna vez tener un Precision. Pero éste precision en particular me agrada más que muchos otros (me refiero a aquellos para los que no tendría que vender mi riñón). Pastillas Seymour Duncan. Cuerpo, Puente, Perillas, Pickguard, Sujetadores en color negro. Hueso de bronce (Yo no les pongo los nombres a las cosas). Además es el mismo que usa Roger Waters, lo que veo más como una feliz coincidencia que como el punto de venta. Cuando lo probé, fue uno de los sonidos que más me ha agradado.
¿Por qué no? No puedo negar que si el diapasón fuera de ébano o de palo de rosa (sin albur), me agradaría más pero la verdadera razón es que si tuviera 750 euroblones estaría en una disyuntiva entre éste y el Bass VI (además de un nuevo ordenador, que ya bastante falta me hace).

Fender La Cabronita Precision Bass

¿Por qué sí? Es también un Precision, es diferente y está recién salido del horno (todavía ni siquiera está en las tiendas y apenas el día de hoy le pusieron un precio oficial). Se ve magnífico, siempre he sido fan de ese tipo de cabezal. También porque se parece mucho a algo que Dusty Hill tendría. Aunque siendo sinceros: por curiosidad y porque soy un fucking hipster.
¿Por qué no? Esos puentes masivos podrán ser muy funcionales, pero no me terminan de satisfacer. Además porque no sé cómo suena (cosa que espero averiguar en Frankfurt este fin de semana). Rondando los 500 o 600 eurublos es un atractivo competidor de los dos anteriores, por lo que tiene que demostrar su valía frente a mi oído.

Epiphone Thunderbird Classic IV Pro

¡Llegamos al primer No-Fender! ¿Por qué sí? Hace algún tiempo, durante mi pubertad, me encontré con un thunderbird en un centro comercial en Texas. Era un Epiphone y no un Gibson, tenía un precio adecuado y un look muy Metal con una pintura negro mate. Nunca lo compré, pero siempre lo retuve en mi memoria. Éste es una mejor versión de eso, con mejor selección de maderas, mejor diseño del cabezal, pastillas americanas y más importante el cuello atraviesa todo el cuerpo y no está atornillado, lo que se traduce en mejor vibración. El laqueado en blanco también tiene su mojo (sin albur). No lo he probado, pero he tocado otros T-Birds y su sonido es agradable, bastante rock. Agregamos que el look es soberbio y que es uno de los bajos que tocan los Molotov.
¿Por qué no? Habla poco en su contra. Debajo de las 400 eurocetas es un buen candidato, pero ahí es dónde la ambición le juega una mala pasada: “Si ya tengo 400, pues ahorro mejor de una vez para uno de los Fender”, me escucho decir varias veces. Y el otro problema, que se aplica a todos los artículos aquí: ¿De verdad necesito otro bajo si ya tengo uno muy bueno y uno bastante decente? (Sí, la respuesta es sí.)

Me gustaría leer su opinión, querido lector, si es que llegó hasta aquí. Si no leyó, vea los dibujitos y diga cuál le gusta más.

En una próxima ocasión les presentaré un bajo que sí me quiero comprar en definitiva (pero para lo cual tengo que encontrarle cliente a mis córneas) y algunas menciones especiales que compraría si tuviera el dinero, pero que no son indispensables. También espero contarles qué tal me fue en la Musikmesse de Frankfurt.